Noticias de la Clínica Lartigau

Fobia social

Fobia socialLa fobia social es un trastorno psicológico que se caracteriza por un inmenso miedo a la interacción social que provoca una gran ansiedad y deteriora la capacidad de actuar con normalidad en la vida cotidiana.

Las personas que padecen fobia social tienen mucho miedo a ser juzgados negativamente por los que le rodean, lo que hace que eviten reuniones sociales, hablar en público, conocer gente nueva, intervenir en clase o en una reunión de trabajo… por miedo a hacer el ridículo o a que los demás puedan pensar que lo que ha dicho o hecho es una tontería.

Este miedo va siempre acompañado de sensaciones físicas tales como, inmensa ansiedad, sudoración, palpitaciones, temblores, sensación de falta de aire, náuseas, tensión muscular, escalofríos, cefaleas, mareo, e incluso algunas veces tartamudez. El miedo es tan fuerte que el sujeto se pone nervioso solo de pensar en la situación lo que implica que quiera controlar sus nervios antes de que se encuentre en la situación determinada y en ocasiones deja de ir a los sitios porque anticipa una catástrofe.

La fobia social puede llegar a tener graves consecuencias negativas en la vida social, laboral y afectiva si no se interviene. El sujeto puede llegar a recurrir a conductas de seguridad tales como apartar la mirada, situarse en lugares estratégicos, evitar ciertas personas o lugares, evitar hablar con los demás o hablar ininterrumpidamente para evitar los silencios, evitar los eventos sociales e incluso algunos recurren al alcohol o abuso de sustancias para atenuar su angustia ante determinadas situaciones.

El sujeto que padece fobia social tiende a pensar que se va a poner nervioso, no sabrá que decir, que va a meter la pata o hacer el ridículo, que le va a pasar algo, que es una persona rara… También tienen tendencia a devaluarse, no sirvo para nada, no se hablar, pensarán que soy muy raro, todos hablarán de mí, soy inferior a los demás, …. Pero el principal problema es que creen que los demás los ven como ellos se ven a sí mismos y esto es lo que les genera más ansiedad y en realidad lo que llama la atención son sus conductas de seguridad.

Un fóbico social es un experto en detectar las mínimas señales de ansiedad en él mismo y en los otros, el problema es que extrapola esta habilidad a los demás, cree que es el centro de atención y que todo el mundo va a estar pendiente de él y se va a dar cuenta de que está nervioso. También, el que padece fobia social, se siente en la obligación de gustar a todo el mundo sin darse cuenta que eso es un objetivo inalcanzable y excesivamente perfeccionista, lo que les hace sentirse todavía peor.

El fin terapéutico está en conseguir cambiar todos estos pensamientos negativos anticipatorios y las probabilidades de que el malestar y la ansiedad se reduzcan, aumenta enormemente.

Pilar Juan Navarro, Clínica Lartigau

Esta noticia tiene 0 Comentarios

Enviar un comentario

You must be logged in to post a comment.