Noticias de la Clínica Lartigau

Obsesión

ObsesiónTodos experimentamos a lo largo de nuestra vida imágenes o pensamientos absurdos que nos vienen de forma repentina e involuntaria a nuestra mente. El problema surge en la interpretación que cada uno de nosotros hacemos de ese pensamiento, si los considero absurdos y transitorios y no les doy importancia desaparecerán pero si les hago caso y me los creo se quedarán en mi cabeza.

La obsesión es un pensamiento o imagen que se introduce en nuestra cabeza de forma persistente e intrusiva, no se encuentra dentro del control del individuo y a quien le gustaría no tener este tipo de pensamientos.

El individuo tiene la sensación de no poder controlar dicho pensamiento lo que le provoca una marcada ansiedad y por lo general trata de luchar para no tener dichos pensamientos o intenta neutralizarlo con otro pensamiento o acción, pero el problema es que cuanto más luche más pensamientos tendrá y peor lo pasará.

Al intentar neutralizar el pensamiento a través de acciones se introducen las compulsiones que son conductas repetitivas como lavarse las manos o actos mentales como rezar o contar con el fin de neutralizar la obsesión y de ese modo reducir o evitar la ansiedad que le provoca el pensamiento obsesivo.

Las obsesiones más frecuentes son pensamientos repetidos sobre contaminación, preocupación por contraer enfermedades, dudas repetidas acerca de si ha hecho daño a alguien, o sobre sus tendencias sexuales, o si ha realizado algún acto que pueda perjudicar a alguien, la necesidad de tener las cosas en un orden concreto, o coleccionar cosas pensamientos de impulsión, tales como tirar a un hijo por la ventana, o coger un cuchillo y clavárselo a alguien, imaginaciones sexuales, pensamientos perversos respecto al sexo,….

Los sujetos que padecen Trastorno Obsesivo Compulsivo, son conscientes de que sus obsesiones o compulsiones son irracionales y excesivas y le provocan mucha angustia e incluso que pueden ocuparle mucho tiempo el llevarlas a cabo, llegando a interferir en la rutina diaria, en su vida laboral y social. Las compulsiones suelen ser varias y normalmente deben realizarse dentro de un orden determinado.

En momentos en los que el sujeto se encuentre un poco más débil o triste es muy probable que aparezcan pensamientos intrusivos por lo que debe aprender a quitarles importancia y a no intentar bloquearlos ya que tener dichos pensamientos es normal, no podemos controlar siempre todo lo que pensamos, si empezamos a inventar estrategias de neutralización dicho pensamiento se quedará con nosotros por darle importancia.

Pilar Juan Navarro, Clínica Lartigau

Esta noticia tiene 0 Comentarios

Enviar un comentario

You must be logged in to post a comment.